All posts in Uncategorized

Latest
17/01/2020, No comments

Literatura. Historia. Sociedad. Crítica. Por Carlos Penelas… Durante años estudié y analicé autores clásicos, lecturas que conformaban un ideal, una manera de salvar al mundo y de elevar un sentimiento cargado de solidaridad y esperanza. En los años 60  era una corriente que avanzaba sobre el planeta. Y los jóvenes vivíamos con intensidad esos cambios, esos movimientos. Una generación fue llevada a la muerte; muchos de ellos con utopías y sentimientos nobles, otros profundizaron su dogmatismo y su imbecilidad.

Los Castro: 60 años de injusticias y embustes

09/01/2019, No comments

Política. Literatura. Crítica. Por Roberto Álvarez Quiñones... Muchos cubanos nacidos luego del día de Año Nuevo de 1959 no llegaron a la terce ...

El ilusionalista, padre e hijo del espejismo cubano

30/12/2018, No comments

El ilusionalista constituye una consecuencia, pero también una causa, del espejismo que Manuel Gayol disecciona minuciosamente en su libro. Una proye ...

De lo visible y lo invisible

19/08/2018, No comments

Literatura. Política. Religión. Sociedad. Crítica. Por Carlos Penelas... Desde antes de nuestro nacimiento estamos rodeados de mitos, leyendas, fal ...

  • Fidel Castro, inventario de mitos
    30/11/2016, No comments

    Política. Crítica. Por Jesús Hernández Cuéllar... Para justificar el control absoluto de la sociedad, algo que no había ocurrido en Cuba en ninguna época previa, fue necesario ocultar toda información vinculada al pasado, especialme ...

  • La urna
    26/09/2016, No comments

    Literatura. Relato. Por Rosa Marina González-Quevedo... El cielo estaba repleto de venas rojizas. Era uno de esos cielos extraños. Sin dudas, se avecinaba un temporal de los lindos y había llegado el momento de esconderse.

  • Dos relatos de Rosa Marina González – Quevedo
    25/01/2016, No comments

    Literatura. Relatos. Por Rosa Marina González-Quevedo... Si describo una de mis probables muertes no es porque adore un monumento con cara de sombra y mente en tinieblas. Claro que no. Como tú, he vivido ya muchas veces a mitad del camino ...