Emérito por sus méritos

Written by on 13/06/2022 in Critica, Literatura - No comments

Literatura. Crítica.

Por Gustavo Catalán.

El llamado primero Juanito y al poco Don Juan, nos trajo la Transición. O fue la Transición quien nos lo trajo, aunque sin duda había regalos mejores y, a los pocos años, no sé qué habría hecho de salirse Tejero con la suya, aunque dada su demostrada capacidad para hurtarse a situaciones difíciles, quizá hubiese continuado, por mera coherencia, viviendo a cuerpo de rey y reservándose para un futuro, de ser preciso y cambiar las tornas, la frase con que pone el borrón y cuenta nueva: “Me he equivocado. No volverá a ocurrir”.

Pese a todo y según su criterio, se ha erigido en preclaro ejemplo de honestidad, fidelidad y buen hacer, como puede apreciarse en lo que sigue.

En cuanto a lo primero, la honestidad, no se trata tanto de preguntarles a Bárbara Rey, Marta Gayá, Corinna u otras decenas, como de subrayar su asunción de no negar las querencias que profesa, aunque ello pudiera poner en entredicho la propia imagen. Y de fidelidad —más allá de la reina Sofía—, hay ejemplos sobrados porque debe reconocérsele el esfuerzo por corresponder: tanto con los que le proporcionaron jugosos beneficios al punto de irse a vivir a su lado tras acudir anualmente al gran premio de Fórmula Uno en Abu Dabi, como con el nombre de su barco, identificándose con él al extremo que, de nombrar alguien al Bribón, nadie podría deducir si se refiere al velero o a su propietario.

Por lo demás, el amor a Galicia permanece inmune a sus variados avatares y ello explica la encendida defensa que del emérito hace Nuñez Feijóo. Como recordarán, huyó a los Emiratos Árabes desde Vigo, y en su primera vuelta del exilio, pues a Sanxenxo, población de Pontevedra. ¡Faltaría más! Mientras que nadie lo ha visto por Arganda del Rey, Huerta del Rey o Villar del Rey, por un decir.

Pero sería injusto pasar por alto la tercera cualidad que lo perfila: su buen hacer, y tanto por lo que se refiere al animalismo de que ha venido haciendo gala, como en cuanto a los dineros necesarios para sobrevivir a las dificultades propias del cargo. La querencia animal hacia especies varias (hacerse con un bisonte, osos en Suecia o un elefante, más al sur) explica también su repetida presencia en las corridas de toros donostiarras. Y para los gastos corrientes, esos u otros, comisión de 100 millones (2008) por su intermediación en el AVE a la Meca, otros dos (2010) procedentes del sultán de Bahréin… De modo que nada de gravar la economía de este país; dineros negros y en el extranjero: Suiza, las islas Vírgenes…, evitando quebraderos de cabeza a Hacienda (nada de declaraciones al fisco) o los bancos nacionales.

Un hombre ahorrador. ¡Pero si incluso en Sanxenxo no se alojó en hotel, sino en casa de un amigo! Así que, como dijo al ser preguntado, “¿Explicaciones? ¿De qué?”. No obstante, algunos malpensados contra viento y marea seguimos en las dudas y, remedando a Séneca, de encontrarnos con él le espetaríamos que habla de un modo y vive de otro. Podríamos aceptar que a rey muerto rey puesto, pero a rey sinvergüenza, ¿cuál es la opción? Seguirlo en la distancia y entretanto, a diferencia de la Justicia española, ni olvido ni perdón.

©Gustavo Catalán. All Rights Reserved.

About the Author

J. GUSTAVO CATALÁN Nacido en Guipúzcoa. Licenciado y Doctor en Medicina (1990) por la Universidad de Barcelona. Especialista en Oncología y Endocrinología. Diplomado en Metodología Estadística por la Universidad de París y en Sanidad (Escuela Nacional de Sanidad,1982). Tras ocupar la subdirección del Centro Regional de Oncología de Baleares, jefe de la Sección de Oncología del Hospital General de Mallorca hasta 2002 y, posteriormente, jefe del Servicio de Oncología del Hospital Son Llàtzer (Ibsalut) hasta 2011. En la actualidad, ejerzo en el ámbito privado. Autor o coautor de más de 100 artículos y diez libros sobre la especialidad. Miembro electo de tres sociedades científicas nacionales y dos internacionales (European Association for Cancer Research y European Society for Medical oncology). He formado parte del comité editorial en cuatro revistas profesionales y becado por trabajos de investigación en ocho ocasiones. En 1987 obtuve el Premio Ciudad de Palma en el área de investigación científica. EN CUANTO A LAS LETRAS… En 1993, el primer libro de relatos: "De una cierta desmesura" (Edit. Prensa Universitaria. Palma de Mallorca) y, en 1997, el segundo: "Mi Giovanna por tres horas". Otros cuentos en volúmenes colectivos (1996, Edit. Noesis, Madrid; Edit. Ergon en 2005 y 2007…). Autor de las novelas “No habrá quien nos pueda separá más nunca” (Edit. Olañeta, Palma de Mallorca, 2000), “La fosa común” (Edit. Huerga y Fierro, Madrid, 2001) y, en la misma Editorial, “Tiempo de Despedidas” (2006) y “Frente a mí” (2014). También colabora en prensa con asiduidad. Autor de la columna semanal “Polvo de Letras” en la revista “Illespress” hasta su extinción y, desde hace 17 años, los domingos, columnista de opinión en “Diario de Mallorca”. Colaborador asimismo de la revista digital "Palabra Abierta", de Eastvale, California. En 2013 inició el blog “contar es vivir (te)” (http://gustavocatalanblog.com).

Leave a Comment