Tres poemas de Julián Ferreira

Written by on 14 junio, 2019 in Literatura, Poesia - No comments
Literatura. Poesía.
Por Julián Ferreira.

Patroclus. Français : Académie dite Patrocle. Artista: Jacques-Louis David (1748 – 1825). Fecha de la pintura: 1780. Oil on canvas. Colección: Musee Thomas-Henry. Photographer: http://www.wga.hu. Wikimedia commons.

Alabanza al hombre

¿Por qué desnudarme de esta forma,
mostrar mis miserias,
mis partes más oscuras?
¿Por qué dejar caer esa armadura
que me salva,
que me permite vivir?
Mostrar mi cuerpo lívido,
hermoso en su deformidad de hombre.
Mi alma, tranquila, entre terrores y angustias,
un tiempo infinito en las entrañas de mi cuarto,
en la mañana silenciosa de mi barrio,
en la ciudad palpitante como un hormiguero,
en el campo y la llanura,
en las montañas al otro lado del río.
¿Por qué exponerme de esta forma obscena,
vender mis deseos,
entregarles mi autoestima,
esperar su respuesta
buscar una sonrisa?
¿Qué tan pobre puedo llegar a ser?
¿Hasta dónde sostener
este intento desesperado
de no vaciarme
de gritar en silencio,
que existe el hombre,
que en sus sentimientos más bajos
solo puede haber verdad?
El hombre,
inseguro e imperfecto,
digno de ser contemplado
como una obra de arte.
O una insignificante parte de Dios.

Hombre leyendo. Ecce Christianus – WordPress.com.

Perfectos desconocidos

Me escribió un amigo
para contarme de un poeta.
De su casa,
de su obra signada, de montañas y pájaros.
De su vida tranquila, de pueblo y monte.
Mi amigo anda en ese mundo.
Me preguntó si conocía al poeta
y le dije que no.
Ni siquiera ahora, unas horas más tarde,
me acuerdo de su nombre.
Sus poemas quedaron flotando por ahí,
anónimos.
Como mi propio pájaro,
azul con manchas rojas,
anónimo también.
Flotando por  calles de asfalto.
En los libros que leo.
Nadando en ríos de vino.
Nadando y cantando,
a paso lento,
entre la multitud citadina,
entre millones de rostros desconocidos,
sin nombres,
como todos nosotros.

Creative Commons

María

Dice de salir a pasear y tomar unas cervezas.
Estuve todo el día encerrado,
me gusta la idea de respirar un poco de aire fresco.
Pasa a buscarme por mi casa con su moto.
Se ve  bien con el casco y el pelo rubio cayendo por la espalda.
Le hablo al oído, le acaricio el hombro cuando lo hago.
Me gusta su olor.
Bordeamos la playa hasta encontrar unos médanos.
Nos sentamos en la arena, abrimos unas latas, charlamos.
Somos extremadamente torpes y graciosos.
No nos interesa nada de lo que cuenta el otro
pero hay un cuidado dulce en las formas y los gestos.
Los dos queremos pasar horas en una cama desnudos.
Pero no sabemos cómo  hacerlo.
Y chocamos como tontos cada vez que queremos abrazarnos.

 

 

©Julián Ferreira. All Rights Reserved

About the Author

Julián Ferreira. Poeta y escritor argentino. Miembro del taller de Carlos Penelas. Estudió en la Escuela Superior de Comercio Carlos Pellegrini. Luego de algunos años, viajando por el exterior, se residenció en la capital argentina, donde estudió en la facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Buenos Aires (UBA). Estuvo un año en la carrera de Letras y tres años en la de Filosofía. Dejó la facultad por problemas laborales que no le permitían dedicar tiempo suficiente a los estudios. En 2014 empezó a asistir al taller de cuento y novela dictado por Pablo Gaiano. Colaboró en talleres de lectura y realizó estudios con Inés kreplak, en un taller grupal por el tiempo de un año. Finalmente, empezó a estudiar con el reconocido poeta Carlos Pénelas, con quien descubrió la poesía y se volcó completamente en ella. Actualmente sigue estudiando en el taller de este destacado escritor argentino. Ha publicado poemas en revistas y blogs en Argentina y en España. Este año el poema “Hijos de las Maquinas” será publicado en una antología por la editorial Dunken, de Argentina. En su blog se pueden ver sus poemas publicados recientemente. https://julianferreirapoesias.blogspot.com/ Ig: @remo.esposito

Leave a Comment