Fallece el cardenal Jaime Lucas Ortega y Alamino

Written by on 26 julio, 2019 in Historia, In Memoriam, Religión - No comments

About the Author

Arzobispado de La Habana. En 1762, Inglaterra toma a La Habana. En 1763, por el Tratado de París, España recupera Cuba a cambio de La Florida (hoy territorio de los Estados Unidos). Si bien la diócesis de Cuba perdía La Florida, el crecimiento religioso en la Isla indicaba la necesidad de crear una segunda diócesis. En 1787, el Papa Pío VI crea el Obispado de La Habana. El obispo de Puerto Rico, Don Felipe José de Tres Palacios, es designado para la nueva Sede y se convierte en el primer obispo de La Habana. De esta forma la diócesis del occidente comprendía los territorios desde Pinar del Río hasta Ciego de Avila. Camagüey se unió a la Diócesis de Santiago. Esta situación se mantiene hasta comienzos del siglo XX cuando, después de la independencia y ante el crecimiento de la población, surgen las nuevas diócesis en el país. Su antigua Parroquial Mayor, iniciada por los padres Jesuitas antes de su expulsión, se convierte en Catedral, consagrándose a la Inmaculada Concepción de María. En enero de 1925, San Cristóbal de La Habana es elevada a Arquidiócesis. Su segundo arzobispo, Manuel Arteaga, fue nombrado cardenal por Pío XII en 1945, primero de Cuba y toda la región del Caribe y Centroamérica.

Leave a Comment