Santiago de Compostela y Orense

Written by on 08/12/2020 in Cronica, Literatura - 1 Comment
Literatura. Crónica.
Por Mario Blanco.

Orense. Cortesía del autor.

Pues ahí vamos, admirando una vez más los paisajes de Castilla a Galicia, que hermosa la tierra española con sus estepas y montañas, sus valles y praderas. Al pasar frente A Rúa de Petin y San Payo, tiro fotos desde el tren y guardo además en mi memoria las imágenes de los pueblos natales del abuelo Silvano. Pero surge otra sorpresa, hay cambio de tren en Orense, si, donde nació el tío Aníbal, padre de la Neobese, como le digo a la prima que tanto ella como el tío convivieron con nosotros un tiempo. Aníbal el orensano, al cual le dedique antes ya un artículo, el noble gallego que también emigró y nunca regresó, duros aquellos tiempos para los emigrantes, y ¿Quién que haya emigrado no ha tenido momentos difíciles en sus vidas? Pues nada, llegamos a Orense y allá vamos a conocer parte de la ciudad, después que el amable propietario de la cafetería de la estación nos dijera que cuidaría de las maletas. Nos sugiere, no dejemos de ver el famoso puente romano que atraviesa el rio, y allá va el ya septuagenario con su aventurera, como infantes a descubrir tesoros. Fotos van y vienen en el trayecto, y me acuerdo del amigo Omar, tan adicto a ese arte de la fotografía. Bellas construcciones apreciamos, pero la admiración del puente romano se lleva el espectáculo. Allí encontramos a un joven tocando el saxo con maestría, y le aportamos unas monedas a su sombrero. El rio Miño atraviesa Orense que antes recibió las aguas del rio Sil provenientes de O Barco. Otra ciudad bella que conocemos por azar.

Santiago de Compostela. Cortesía del autor.

Llegamos a la ultra conocida Santiago de Compostela, objetivo final de tantos caminantes que buscan con su esfuerzo la absolución de sus pecados por el apóstol legendario. Tomamos un taxi para llegar al hospedaje Pazo del Agra, pues nos queda algo lejos para hacerlo a pie. Otra vez el número de la habitación es el 207, creo la tercera vez en este viaje, y ese es aún el número de nuestra casa en Stgo de Cuba, coincidencias. La ciudad mediana en magnitud, pero en el casco histórico donde estamos todo es bello y antiguo, la corona de oro desde luego se la lleva también esta ciudad y su Catedral, que construcción por Dios. Cientos quizás miles de caminantes cumpliendo la famosa tradición de realizar el Camino de Stgo, que consiste en realizarlo para que durante el Jacobeo sus faltas sean perdonadas, y el Jacobeo es un periodo no precisado de tiempo, pero la idea es peregrinar hasta la supuesta tumba del apóstol Santiago, que dicen se encuentra custodiado dentro de la Catedral desde que alguien lo encontró junto a dos de sus discípulos en esta zona, hace cientos de años.

Hoy día 18 hemos caminado como chivos por el centro de Stgo, tirando fotos por doquier. Ayer volví a degustar el caldo gallego y hoy lo repetí, y también comí el pulpo a la gallega que me gustó a medias. Conocimos a un cubanito, Emmanuel Larduet López, de Palma Soriano que hace 8 años está aquí, llegó con su mamá, hija de un español. Él trabaja de mesero en el restaurante junto a la Catedral. Vimos una aldaba de llamar a la puerta con cabeza de caballo que tanto le gustan a Mario Dennys, pero fuimos a la ferretería que la tenía y se habían acabado. Mañana partimos a Valencia pasando por Madrid, ya ambos cansados y deseosos de terminar este largo viaje programado, donde creo, se me fue algo la mano. En lo adelante las estancias deben ser de tres noches en cada lugar para el próximo viaje como experiencia. Llegaremos a las 4:00 p. m. a Valencia saliendo de aquí las 5 y 48 a. m.

 

 

 

 

 

 

©Mario Blanco. All Rights Reserved.

About the Author

Mario L. Blanco Blanco, Santiago de Cuba, 1949. Ingeniero naval. Estudió en la Politécnica de Gdansk, Polonia. Trabajó durante algunos años en el Mitrans, organismo central en la dirección de inversiones. Durante el período del 1986 al 1989 se desempeñó como Presidente del Poder Popular del municipio Plaza de la revolución en Ciudad de la Habana. Trabajó luego en el sector marítimo de la Pesca. Fue director de la empresa de Tintorerías y Lavanderías de Ciudad de la Habana. Reside en Montreal, Canadá, desde 1997.

One Comment on "Santiago de Compostela y Orense"

  1. carlos penelas 09/12/2020 at 1:02 pm · Responder

    Compostela es una de la ciudades más hermosas, Es una ciudad mítica, para vivir y soñar. Siempre estoy llegando a Compostela. Abrazo,

Leave a Comment to carlos penelas