Lena Burque: “Hay que escribir las cosas que salgan del alma”

Written by on 07/06/2012 in Entrevista, Periodismo - No comments

Periodismo. Entrevista.

Por Mercedes Eleine González

 

 

 

Lena Burque, quien cuenta con un amplio bagaje musical; nieta de Elena Burque, la cantante cubana ya fallecida conocida como “la Señora Sentimiento”; hija de la jacarandosa intérprete de salsa cubana y románticas baladas, Malena y del productor y músico Rey Nerio, es hoy por hoy una de las cantantes, compositoras, pianista y actriz más admirada por su indudable talento artístico-musical y por la disciplina y rigor con que emprende cada proyecto. Conversamos con  la destacada cantante cubana sobre su corta pero fructífera trayectoria.

 

Mercedes E. González- Vienes de un gran linaje musical, Lena, tienes un rico y amplio antecedente, sólo recordemos lo que significó la Señora Sentimiento, la inolvidable Elena Burke, una de las mulatas de fuego del irrepetible cuarteto femenino Las D’ Aida fundado en la década de 1950,  una de las agrupaciones de su tipo de mayor significación y trascendencia en la música popular cubana, cuando tu ni soñabas nacer. ¿Qué se siente tener ese ascendente en la vida de quien ya con tu juventud ha obtenido reconocimientos internacionales?

LENA BURQUE (LB).-Es todo un honor pertenecer al legado musical Burke. Siempre me enorgullece decirlo y, además, considero que es una bendición que Dios me dio, ser la tercera generación de este matriarcado musical de mi tierra, Cuba.

MEG.- ¿Es cómo tener un compromiso de por vida con la música?

LB.Por supuesto. Es un compromiso y un reto a la vez que no me deja parar de sentir la necesidad de superarme constantemente para estar a la altura de lo que la gente espera de mí como músico, compositora o cantante debido a mi procedencia, empezando por la Burke mayor, ELENA , que se ha destacado por su maestría al interpretar canciones como nadie; y luego le sigue mi madre, MALENA, que es dueña de un aparato vocal extremadamente privilegiado, en fin, ambas son o  han sido grandes intérpretes  de la canción latinoamericana y del Caribe.

MEG.- ¿O es  cómo nacer con una estrella que te distingue como alguien diferente?

LB.Para los que conocen de esta herencia musical que llevo colgada en el pecho, pues sí, sería algo así, y en verdad, siento algo muy lindo cuando pienso en ello.

MEG.- Todo ello te hace  sentir con mayor responsabilidad en tu  vida artística.

LB.-Claro que sí. Es una gran responsabilidad ser parte de este legado musical que me ayuda cada día a emprender nuevos retos más que todo, pues recibo un cariño heredado, y es mi deber hacer que descubran mi arte también por quién soy yo como artista y no sólo por mis antecesoras… pero se siente rico tener esa mochila en la espalda.

Además de que también por parte de padre tengo un gran músico y productor que es mi padre Rey Nerio. Así que por todos lados por donde se mire estaba la música destinada para mí.

MEG.- ¿Que recuerdas específicamente de tu abuela Elena Burke?

LB.De mi abuela recuerdo muchas cosas. Ante todo era artista y como dice el dicho: “Genio y figura hasta la sepultura”. Tenía una personalidad muy fuerte y atrayente. Era muy graciosa en la intimidad del hogar, pero yo le tenía mucho respeto. La recuerdo como eterna amante del canto y de la música en general. Su estilo era insuperable. En lo personal, siempre hacía el bien, tenía grandes amigos que aún viven y la recuerdan cada día, como yo.  Era Única.

MEG.- Por si fuera poco, entonces hablemos de tu carismática madre, la archiconocida Malena Burke, la jacarandosa cantante de ritmos  cubanos y cadenciosos, la intérprete de suaves y pegajosos boleros que deleita la parte romántica que todos tenemos, ¿que tal te ha ido  con semejante condición?

LB.- Mi madre ha sido una escuela para mí en la música popular, pues viniendo yo de la música clásica, ya que por  12 años estudié el piano en Cuba, necesitaba ese otro lado de la música cubana y latinoamericana que  aprendí a su lado, por ejemplo, una inmensidad de boleros de antaño que no tienes idea. Ella es una enciclopedia musical, lo aprendió de mi abuela, se lo sabe todo o casi todo y siempre con el nombre del compositor, por si alguien tiene mal ese dato tan importante, jajá… Tuve la oportunidad de acompañar a mi madre al piano por 10 años antes de hacerme solista, y lo disfruté muchísimo.

En estos tiempos, siempre que voy a verla cantar, subo y le acompaño algo al piano o hacemos algún dúo. La admiro mucho. Es una artista en toda la extensión de la palabra. Su manera de comunicarse con el público, de hacerlos pasar de una guaracha “con bailoteo incluido” a un
momento totalmente íntimo donde te puede sacar las lágrimas con un bolero tan exquisito  como “Tú me acostumbraste”, de Frank Domínguez… es incomparable.

MEG.- ¿Puedes hablarme un poco también de tu padre, músico por excelencia, con una larga y rica trayectoria en esta madeja musical de la que formas parte importante?

LB.- Mi padre es músico, arreglista y productor musical hace muchos años. Se llama Rey Nerio como te dije antes y él es… el serio de la familia. El que me ponía a estudiar a diario y aún lo hace, y se lo agradezco inmensamente. He tenido la oportunidad de trabajar con él en varios proyectos de grabaciones, también en vivo hemos tocado juntos y lo disfrutamos mucho. Nos entendemos musicalmente hablando, hacemos un buen dúo de músicos. Recientemente hicimos la banda sonora de la película La  mala, coproducción española-puertorriqueña, de la cual mi padre fue el productor musical y yo incursioné un poco en eso de la producción con él. Esta película es otra de mis bendiciones porque empezó como un proyecto musical solamente y terminé haciendo mi debut en el cine como actriz principal del filme dirigido por Liliam Rosado y Pedro Pérez Rosado. Es rico poder trabajar con tus padres y disfrutar haciéndolo aún más. Yo he tenido esa dicha.

MEG.- No debería preguntártelo pero te lo voy a preguntar, ¿te asombró, te cogió de sorpresa, el premio Grammy que obtuviste el 14 de septiembre de 2011 junto con tus amigos y compañeros de interpretación, Alex Ubago y Jorge Villamizar?

LB.Con el proyecto “Alex, Jorge y Lena” logramos una compenetración, un respeto y admiración mutuos que pocas veces se logra entre artistas. Éramos amigos desde antes y fue un sueño juntarnos por lo que ganarnos el galardón más preciado de la música, que es un Grammy, fue algo muy deseado por los tres desde que hicimos este álbum. Más que esperarlo, yo diría lo deseábamos mucho. Este ha sido un proyecto muy especial, porque tres cantautores juntos con estilos diferentes siguiendo un camino común, es algo que no se ve todos los días.

MEG.- ¿Cómo ha repercutido esto en tu vida posterior?

LB.Lo sientes en el respeto de la gente, que gracias a Dios siempre me lo he ganado con trabajo y más trabajo. Este es un reconocimiento de los mismos colegas (productores, artistas, músicos) que trabajan con uno, así que por esa razón es muy especial y uno siente una felicidad extrema al recibirlo.

MEG.- ¿Piensas que por el hecho de ser nieta de quien eres e hija, de padres dedicados por entero a la música, tienes una responsabilidad mayor ante el público?

LB.¡Seguro! Siento que no debo bajar la guardia nunca. Es un peso que llevo, pero como te dije antes, no me molesta sino que me hace querer ser mejor cada día desde el punto de vista artístico y hasta como persona, y considero que eso es una buena razón para vivir.
MEG.- ¿No será que precisamente por tu origen este mismo público te exige mucho más?

LB. Puede ser cierto eso, pero me gustan los retos así que disfruto las exigencias del público hermoso que me mima y me colma de sonrisas cuando estoy en el escenario.

MEG.- De no haber sido cantante o no haberte dedicado a la composición musical, ¿a qué otra cosa te habrías dedicado?

LB.– Hubiera sido músico de todas formas… Yo no escogí la música, la música me escogió a mí, siempre digo eso porque firmemente lo creo. Estaba marcado mi destino y no hubiera sido feliz haciendo otra cosa que no fuese música. El ballet me gusta mucho, pero Dios sabe lo que hace, jajá.

MEG.- ¿Qué planes mediatos e inmediatos ocupan tu tiempo actual?

LB.– Estoy escribiendo canciones, unas para mí y otras para diferentes artistas que me han pedido temas y que a veces por el poco tiempo que tenemos, porque andamos siempre de promoción o tocando en diferentes países,  hay que buscar el momento oportuno para sentarse tranquilito a escribir las cosas que salgan del alma, así me desahogo yo, componiendo. Además, estoy grabando para un disco nuevo de LENA.
——————————————————————————————–

Lena Burke, cuyo nombre real es Lena Pérez (La Habana, 18 de febrero de 1978), conocida como Lena, es una pianista, compositora, intérprete y actriz cubana, con una rica trayectoria en el ámbito musical.

 

Mercedes Eleine GonzálezMercedes Eleine González Terrero  (Santiago de Cuba, 1952, Cuba). Licenciada en Letras Hispánicas por la Facultad de Artes y Letras de la Universidad de La Habana, Cuba, 1981; Diplomada en Comunicación Social y Periodismo por la Facultad de Comunicación Social y Periodismo en la misma Universidad, Cub

Se ha desempeñado  como profesora de literatura y español, profesora de Literatura Infantil, asesora cultural, especialista literaria, relacionista pública, periodista y editora en prensa plana (Prensa Latina)  y radial (Radio Reloj) en su país de origen, Cuba. Desarrolla toda su vida  profesional en La Habana hasta emigrar por reunificación familiar a los Estados Unidos en marzo del 2006.

A los 12 años ganó el primer premio en un concurso literario infantil  con un  cuento de ciencia-ficción: “La visita de un ser extraño”; a los 21 un segundo premio  con otro cuento: “Dolores”. A los 18 —sin haber iniciado aún la carrera de Letras— colabora  escribiendo críticas de cine en una revista  especializada, Arte 7. Tiene publicado el libro para niños: El mundo de Laura, editorial Palibrio, 2011. Su segundo libro se encuentra en pleno proceso editorial.  Colabora en Cubaencuentro, Diario de Cuba, revista literaria Entre Líneas y el espacio informativo Globedia.

 

©Mercedes Eleine González. All Rights Reserved

About the Author

Manuel Gayol Mecías is the Director and Editor of Palabra Abierta (“Open Word”; mu.gayol3@gmail.com), and a Cuban writer and newspaper man. He holds a 1979 Master’s Degree in Hispanoamerican Language and Literature from the University of Havana. He was a Senior Researcher in the Literature Investigation Center of the Casa de las Américas (Havana, 1979-1989), and was a member of the editorial board of Vivarium magazine, a review published under the tutelage of the Archidiosis of Havana. He has published innumerable critic essays, short stories, novels and poetry in many Cuban and foreign literary reviews and newspapers, and has been the recipient of various prizes in literature, among them the Short Story National Prize of the Union of Writers and Artists of Cuba (UNEAC), 1992, and the Enrique Labrador Ruiz International Short Story Prize of the Círculo de Cultura Panamericano (Pan-American Circle of Culture) of New York, 2004. He worked as editor of Contact Review, from 1994 to 1996. He worked at La Opinión Spanish Newspaper as Editor and Copyeditor (1998 to 2014). At present, he is one of the founders of the Club del Pensamiento Crítico at the Huntington Park Public Library. He is a member of Cuban History Academy in Exile, and a member of Cuban Pen Club in Exile, too, and vice president of Vista Larga Foundation. Published works include Retable of the Fable (Poems, Editorial Letras Cubanas, 1989); Multiple Appraisal of Andre’s Bello (Compilation, Editorial Casa de las Américas, 1989); The Jaguar is an Amber Dream (Short stories, Provincial Center of the Havana Book Editorial, 1990); Return of the Doubt (Poems, Vivarium Editions, Archiepiscopal Center of Studies, Havana, 1995); The Night of the Great Goth (Short stories, Neo Club Editions, Miami, 2011); Eyes of Red Goth (Novel, Neo Club Editions, Miami, 2012); Marja and the Eye of the Maker (Novel, Neo Club Editions, Miami, 2013); Inverse Trip towards the Reign of the Imagery (Essays, Neo Club Editions, Miami, 2014) and The Fire’s Artifice (Short stories, Neo Club Editions, Miami, 2014); Coincidencias de un editor (o el exorcismo de Joel Merlín) (Novel, Palabra Abierta/Neo Club Ediciones, Eastvale/Miami, 2015); La penumbra de Dios (De la Creación, la Libertad y las Revelaciones) (Essays, Palabra Abierta/Neo Club Ediciones, Eastvale/Miami, 2015); Las vibraciones de la luz (Ficciones divinas y profanas). Intuiciones II (Essays, Palabra Abierta Ediciones/ Alexandria Library Publishing House, Eastvale/Miami, 2016).

Leave a Comment