El problema no es solamente Donald Trump

Written by on 03/03/2016 in Critica, Política - No comments
Política. Crítica.
Por Manuel Gayol Mecías…
Donald Trump 3
Republicanos y demócratas han llevado al Congreso a una violencia ideológica; el nihilismo y fallas de la democracia

En realidad, el problema de lo que está pasando en estas elecciones estadounidenses no es solamente Donald Trump, sino el nihilismo político que está aflorando desde hace un tiempo en el país, y el tonto embeleso en que han caído muchos votantes republicanos (por el caso Trump) y demócratas (por el caso Clinton-Sanders).

Trump es todo lo que acaba de decir sobre él Mitt Romney; indudable, y asimismo es algo más si de veras se confirmara la versión que corre por Facebook o Twitter, y en general por Internet, de que todo no es más que una componenda de los Clinton con Trump como quinta columna de los republicanos, para que después el magnate inmobiliario pierda ante la posible abanderada de los demócratas, que se supone venza a Bernie Sanders. Pero, bueno, expliquemos entonces todo esto.

¿Por qué el nihilismo político; o sea, la incredulidad de muchos votantes del Partido Republicano hacia los políticos en general? De alguna manera hace un año, o más, esto se veía venir, y pienso con mucha seguridad que este histórico rollo, que sucede por primera vez en las elecciones de Estados Unidos, seguirá en aumento. La desilusión es generalizada porque este país, desde hace unos cuantos años, incluso antes de la crisis económica, ya se venía descomponiendo y reflejando una cantidad de problemas muy serios para la estabilidad de una nación tan importante en el mundo como Estados Unidos.

 

Una lista de problemas importantes:
  • La guerra contra Irak y Sadam Hussein en el gobierno de George W. Bush
  • El hecho de no aparecer las armas de destrucción masiva que se creía a pie juntilla se escondían en ese país islámico
  • La crisis económica después de una burbuja inmobiliaria que reventó develando una gran corrupción y engaño por ilusionar a cualquier persona para que se convirtiera en propietario de una casa
  • El auge de un desempleo vertiginoso
  • El hecho de que después de ocho años aún la crisis económica no se ha podido controlar del todo y todavía siguen existiendo muchas empresas y compañías que solo contratan a trabajadores por medio tiempo para no otorgarles los beneficios que tienen los que trabajan tiempo completo
  • La lucha ideológica en el Congreso entre los dos principales partidos y la política nada centrista de Barack Obama
  • La obsesión ideológica de este presidente contra los republicanos y viceversa, de los republicanos contra el presidente
  • La frustración de la estructura de seguros de salud de este país en relación con su desarrollo económico debido a la nueva ley de cuidados médicos (Obamacare) que llegó a separar más a los dos principales partidos por no encontrar una solución centrista
  • Las luchas incandescentes de los republicanos contra los demócratas y contra el presidente, y viceversa por el aumento creciente de la deuda externa de Estados Unidos: en este sentido su dependencia de China y cómo la gran mayoría de los productos pasan a estar confeccionados por este último país
  • Las batallas riesgosas de llevar a la nación a una bancarrota nacional e internacional entre los dos partidos y el presidente, por la aprobación de un presupuesto que pasó de ser una contradicción económica en el Congreso y la Casa Blanca a una perra lucha de intereses ideológicos
  • El resurgimiento muy peligroso del racismo en varios estados de Estados Unidos contra los afroamericanos y también contra los latinos, como las dos minorías mayormente discriminadas
  • El problema crucial de la inmigración (nunca resuelto y que esconde a posiblemente 12 millones de indocumentados que hace muchos años se mueven dentro de este país, sin pagar taxis y desarticulando las leyes laborales, afectando asimismo el tráfico de vehículos por no tener licencias de conducir, etc., etc. y etc.)
  • La ampliación burocrática del gobierno y el deterioro de los servicios públicos a la población
  • La no realización de un mayor control en la venta de armas (no ha habido predominio o destaque de algún estudio profundamente analítico y convincente sobre la violencia en la población relacionada fundamentalmente con las muertes macabras de hombres, mujeres, viejos, adolescentes y niños en las universidades y demás instituciones del país, incluyendo el Congreso; estudio, repito, que pueda abrir una puerta a la consideración objetiva y fehaciente de leyes y medidas que ayuden a dirimir este fenómeno o a reducirlo sustancialmente y llegar a un justo control de armas)
  • La inseguridad ante el terrorismo (posibilidad de que ocurran nuevos ataques dentro de Estados Unidos y asimismo fuera de este, como lo que sucedió en Bengasi, que se pudo evitar, y donde murió el embajador estadounidense; terrorismo que realmente está amenazando seriamente no solo la seguridad nacional, sino además y muy importante la imagen y validez de Estados Unidos en el ámbito internacional frente al Estado Islámico, Al Qaeda, Boko Haram y también por la guerra en Siria, donde Rusia se ha impuesto menoscabando la autoridad de Estados Unidos y debilitando su necesaria presencia en los conflictos bélicos más importantes del mundo)
  • Inseguridad en los asuntos clasificados del gobierno, como son mensajes de e-mail en un servidor privado de Hillary Clinton, o filtración de secretos a la opinión pública internacional, a modo de ejemplo, los casos de Julián Assange, de Wikileaks, amparado en la embajada de Ecuador en Londres, y el de Edward Snowden, quien filtró datos secretos de la NSA a los medios)
  • El hecho importantísimo para la seguridad de Estados Unidos, debido a la nueva política de Obama hacia el gobierno de los Castro en Cuba, dándole legitimación y ayuda a la dictadura más vieja del mundo, pasando por encima de todos los valores de un exilio histórico, por encima de los crímenes y torturas cometidos por el régimen castrista, en los que hay documentados asesinatos, incluso de ciudadanos norteamericanos y encubrimientos a delincuentes norteamericanos, además de las constantes violaciones de los derechos humanos; política en la que la Adminsitración Obama le ha hecho varias concesiones al gobierno de La Habana, mientras este régimen no ha hecho más que recalcar que no renunciará al socialismo y su revolución y continúa (el castrismo) incrementando la represión en toda la isla en una aparatosa burla a Estados Unidos; Cuba sigue siendo un país enemigo de Estados Unidos, por su relación estrechísima con gobiernos y guerrillas que odian a este país, como el de Corea del Norte, Irán, Venezuela, Siria, las FARC y el ELN de Colombia, entre otros, y para un ejemplo clásico recordemos el tráfico de armamentos de Cuba hacia Norcorea, buque de este último emporio comunista cargado con abundantes armas y atrapado in fraganti en el canal de Panamá. ¿Qué ha hecho el gobierno de Obama por aclarar esto con Raúl Castro?

Hay más problemas, grandes problemas, muchas más cosas importantes que están pasando en este país (pero es que entonces este trabajo se convertiría en un libro que vendría a ser una especie de inventario de la infamia). Todo este rosario de problemas concierne al nihilismo mencionado de los votantes; al cansancio pleno acerca de los políticos que no resuelven nada; de los políticos que siguen mintiendo, prometiendo y no cumpliendo; de los políticos que levantan las banderas de las ideologías y después roban, se corrompen o no resuelven nada; de los políticos como Barack Obama que gastan millones de dólares en vacaciones; dólares que paga el contribuyente americano; Obama, quien también se ha convertido en el mayor deportador que ha tenido la historia de la inmigración en este país; políticos a los que no les importa el tema del clima, que está cambiando para mal y en un futuro no muy lejano puede convertirse en una catástrofe para este nuestro planeta; políticos a los que en realidad no les va ni les viene el costo que paga por los alimentos el estadounidense de a pie; que no les dice nada la desventaja en que ha caído la clase media ni los pequeños negocios, y que en su conjunto conforman parte bien sensible del presupuesto de este país; políticos que no acaban de encontrar soluciones para las afectaciones de la contaminación en grandes ciudades; políticos que no escatiman tiempo ni dinero para defender a las más poderosas corporaciones a costa de la depauperación del medio ambiente y en contra de las aspiraciones de las grandes minorías…

En fin, otro rosario más sobre los políticos de los que la gente, toda,  de buena y mala voluntad, se está cansando. Por eso muchos votan por Trump, que es una gran contradicción, una paradoja autodestructiva para su votante, porque este, Donald Trump como presidente, daría lugar a muchísimos más problemas de los ya apuntados. Trump no escapa de ser así uno más de esta clase de políticos si es que en realidad no está siendo la quinta columna a los republicanos; partido que no acaba de tomar una decisión y que va a quedar más que resquebrajado cuando termine este año electoral. Lo que sucede es que Trump parece ser el nuevo político-empresario y a la gente que quiere cambios a toda costa, principalmente en la economía, y rabian contra los clásicos políticos, pues no les da ninguna atención a los demás precandidatos y vota por el hombre del pelo amoldado, seguramente engominado y pintado de rubio.

Pero lo peor de todo, estimado lector, es el enorme problema psicopático que está ocurriendo aquí, en esta sociedad acostumbrada al show, al espectáculo, aun cuando no llega al extremo de que se pueda perjudicar esta nación, hasta ahora, claro. No obstante, esta conducta enfermiza detrás del magnate supuestamente republicano (¿o democrata?) se refleja directamente en este tipo de votante, que viene a ser una cantidad considerable de gente enceguecida por la rabia y bajos instintos que despierta en ellos este aparentemente simplón empresario. Aquí empieza el gran rollo de verdad, y es con las personas que están tontamente creyendo en que este individuo, sanguíneo y autoritario (muy parecido al dictador Fidel Castro, ya lo dije una vez), va a encontrar las soluciones no solo para el país, sino para ellos mismos. Es verdad que estamos en democracia y cada persona vota por quien quiera. Pero es aquí donde falla la democracia; donde nos tenemos que dar cuenta de que la democracia padece unas cuantas insuficiencias porque hay situaciones en las que la mayoría no resuelve los problemas reales, en que las mayorías se convierten en masa y no piensan con el razonamiento apropiado, y es porque muchos no tienen el conocimiento requerido o la rapidez de intuir lo que debe estar sucediendo.

Es aquí donde yo encuentro el meollo de lo que pasa en este año electoral, fundamentalmente entre los precandidatos republicanos. Y el asunto se agrava porque lo que llegue a suceder después de las primarias, va a afectar la contienda nacional de los candidatos a la presidencia. Y esto sucede en una democracia, debido a que el sistema de cualquier mayoría es el que decide. Una cosa es el gran número de personas, posiblemente un estimable gran por ciento de personas que no tiene el conocimiento requerido para percatarse de que están votando por alguien que más tarde los va a perjudicar a ellos mismos —y que sepan los hispanos, por ejemplo, que el trauma de Trump no es solo contra los mexicanos, sino contra todo inmigrante que no tenga dinero—, y otra cosa muy distinta es una mayoría que haya logrado una cultura media y quizás hasta un poco más, debido a que ha logrado obtener el conocimiento adecuado para una visión más larga; una visión en la que pueda establecer diferencias bien claras entre unos y otros de  los precandidatos o candidatos, según sea el momento en que esté el proceso electoral. Esta mayoria es la que debería prevalecer. Y es porque ya hablamos de conocimientos, de estudios.

El conocimiento así ayuda a ampliar la visión, que es como decir agrandar el discernimiento. Conocer un poco de política, otro tanto de economía, otro más de sociedad, de valores humanos, de urbanismo y civilidad, de Historia y, en fin, de humanismo, todo es una enorme ayuda para razonar mucho mejor. Podríamos saber entonces por qué nos tiene que simpatizar este o aquel político; cuál es en realidad el más sincero, o quizás decir, el menos malo; en qué medida podría quedar el equilibrio entre el presidente elegido y el Congreso (Una administración que cuente con el Parlamento a su haber va a tener un poder casi omnímodo, y eso no es bueno para el país). Hay que recordar que en este mundo la lucha esencial por todo lo que se conoce es siempre una guerra de egos irracionales. También hay que recordar que en el primer periodo de Obama, los demócratas tenían la mayoría y, en las pasadas elecciones legislativas, se ganaron el voto de castigo de la gente y fueron los republicanos los que se hicieron con el dominio del Congreso).

Otra de las grandes debilidades de la democracia es lo que ha estado pasando en América Latina con el chavismo, que en Venezuela siempre hubo corrupción y los políticos lo que hacían era buscar su turno para gobernar, abusar del poder y las verdaderas cuestiones del pueblo no se arreglaban. Entonces vino Hugo Chávez como si fuera el Mesías prometido y todo el mundo confió en él, y cuando se apoderó del poder todo cambió, se alió a Cuba y le dio entrada en Venezuela al castrismo. Y ahí están los resultados: uno de los países más ricos de Latinoamérica (que por cierto nunca ha tenido ningún embargo) está destrozado, hasta con una crisis humanitaria; una represión enorme, un crecimiento inaudito de la violencia. En fin, las mil y una cosa que todos sabemos ya de Venezuela. El castrismo a través de Venezuela y su petróleo se ha colado en Nicaragua, en Ecuador, en Bolivia (suerte que en este país ahora una mayoría sabia le ha dicho NO a una nueva posibilidad de postulación de Evo Morales), en Argentina (suerte asimismo que ya el kirchnerismo salió del poder y se hace una evaluación exhaustiva de todo el desastre que ha dejado); el régimen lulista de Brasil, por su parte, también se tambalea, y esto es porque ya también los brasileños están despertando de los cantos de sirena. Y eso que hasta ahora no había mencionado a España, con el supuesto fenómeno populista, por demás, del movimiento de Podemos y su famoso “líder” Pablo Iglesias, quien influenciado y muy posiblemente pagado por el chavismo, ha querido atrapar grandes masas. Aún está latente y ya se instauró como uno de los partidos importantes, en el Parlamento español. Por eso el problema grande viene a ser la facilidad con que estos lidercillos embaucan a los pueblos. Y millones, como ingenuos infelices, les creen.

La democracia si quiere mejorar su salud en Occidente tiene que buscar cerrar la enorme y sensible brecha que le permite a todos estos caudillos, sean de derecha o de izquierda, tomar el poder para después intentar cambiar la Constitución y más tarde empotrarse en el poder.

¿Cómo se haría entonces una reconceptualización de la democracia? Aún no sé, realmente. Pero pienso que el conocimiento ayudará asimismo a buscar una solución justa. Estamos en el año 2016, siglo XXI y tercer milenio de la era cristiana. Me parece que es imprescindible ya que todos los gobiernos e instituciones democráticas del mundo, principalmente de Occidente, empiecen a crear de una vez por todas un intenso movimiento educativo, in crescendo, de manera tal que en unos 10 años la democracia haya sabido cómo parar esa entrada de estupidización populista, y que por otra parte, muchísimos ciudadanos más sepan cómo votar, por quién votar, para que al menos cada quien quede con la cabeza tranquila de que hizo lo que creyó justo, y que votó con inteligencia y con una pasión plena de conocimientos humanos.

La clave de todos estos problemas está en la educación… Pero no en cualquier educación, sino en una educación basada en la verdadera libertad y, por tanto, en una democracia acorde con los tiempos actuales, y más importante aún en el caso que nos ocupa: acorde con los principios más esenciales de la Constitución de Estado Unidos de América.

Eastvale, California, 3 de marzo de 2016

Manuel Gayol Mecias. Nueva foto

 

 

 

©Manuel Gayol Mecías. All Rights Reserved

 

About the Author

Manuel Gayol Mecías is the Director and Editor of Palabra Abierta (“Open Word”; mu.gayol3@gmail.com), and a Cuban writer and newspaper man. He holds a 1979 Master’s Degree in Hispanoamerican Language and Literature from the University of Havana. He was a Senior Researcher in the Literature Investigation Center of the Casa de las Américas (Havana, 1979-1989), and was a member of the editorial board of Vivarium magazine, a review published under the tutelage of the Archidiosis of Havana. He has published innumerable critic essays, short stories, novels and poetry in many Cuban and foreign literary reviews and newspapers, and has been the recipient of various prizes in literature, among them the Short Story National Prize of the Union of Writers and Artists of Cuba (UNEAC), 1992, and the Enrique Labrador Ruiz International Short Story Prize of the Círculo de Cultura Panamericano (Pan-American Circle of Culture) of New York, 2004. He worked as editor of Contact Review, from 1994 to 1996. He worked at La Opinión Spanish Newspaper as Editor and Copyeditor (1998 to 2014). At present, he is one of the founders of the Club del Pensamiento Crítico at the Huntington Park Public Library. He is a member of Cuban History Academy in Exile, and a member of Cuban Pen Club in Exile, too, and vice president of Vista Larga Foundation. Published works include Retable of the Fable (Poems, Editorial Letras Cubanas, 1989); Multiple Appraisal of Andre’s Bello (Compilation, Editorial Casa de las Américas, 1989); The Jaguar is an Amber Dream (Short stories, Provincial Center of the Havana Book Editorial, 1990); Return of the Doubt (Poems, Vivarium Editions, Archiepiscopal Center of Studies, Havana, 1995); The Night of the Great Goth (Short stories, Neo Club Editions, Miami, 2011); Eyes of Red Goth (Novel, Neo Club Editions, Miami, 2012); Marja and the Eye of the Maker (Novel, Neo Club Editions, Miami, 2013); Inverse Trip towards the Reign of the Imagery (Essays, Neo Club Editions, Miami, 2014) and The Fire’s Artifice (Short stories, Neo Club Editions, Miami, 2014); Coincidencias de un editor (o el exorcismo de Joel Merlín) (Novel, Palabra Abierta/Neo Club Ediciones, Eastvale/Miami, 2015); La penumbra de Dios (De la Creación, la Libertad y las Revelaciones) (Essays, Palabra Abierta/Neo Club Ediciones, Eastvale/Miami, 2015); Las vibraciones de la luz (Ficciones divinas y profanas). Intuiciones II (Essays, Palabra Abierta Ediciones/ Alexandria Library Publishing House, Eastvale/Miami, 2016).

Leave a Comment