La angustia por quedar bien

Written by on 16 agosto, 2017 in Critica, Literatura, Sociedad - No comments
Literatura. Sociedad. Crítica.
Por 

La frase de Oscar Wilde, “El estilo y no la sinceridad es lo que cuenta”, me viene a la cabeza cada vez que leo entrevistas a famosos —o menos— con preguntas que se dirían de examen. Se ven obligados a lucirse; a pasar por cultos y enterados so pena de quedar como lerdos, y las que se publican los sábados en las últimas páginas de “Babelia”el suplemento de El País, son buen ejemplo del acoso a que se ve sometido el interpelado. Interrogantes parecidos a los que siguen: ¿Por qué se inició en esto? ¿A quién le daría el premio Nobel de…?, ¿Cuál es el mejor libro que ha leído? ¿Con qué música se identifica? ¿De qué acontecimiento le habría gustado ser protagonista? ¿Qué está socialmente sobrevalorado?… En parecida línea, cuantas vueltas de tuerca se les ocurran: a la memoria o, en otro caso, a su capacidad de improvisación. Quizá el famosillo/a no cayó en la conveniencia de conocer con anticipación por dónde iban a ir los tiros y, encantado con el eco que pudieran tener logros o proyectos, no previó la que se le podía venir encima. ¿Qué es para usted la muerte? ¿Y el amor? Se diría que, en el tú a tú, se enfrentan el deseo de quedar bien con el afán del preguntón por pillarlo en un renuncio. Y no creo que muchos, tomados de improviso (de no ser así, debieramos saberlo para no llamarnos a engaño), estén en disposición de hablar con coherencia de lo divino y lo humano; de resumirse como habrían querido de poder hacerlo a su aire.

Lo cierto es que, cuando intento ponerme en su piel, lo de “Preferiría no hacerlo” cobra rabiosa actualidad o es, cuando menos, lo que a mí me saldría. Porque es posible que los pillen a contrapié: en plena laguna mental si se trata de recordar fechas y nombres o que, por albergar sobre determinado asunto ideas que se dan entre sí de bofetadas, no estén en disposición de pasar por coherentes a caballo de dos frases traídas por los pelos. Ojalá, en su beneficio y como dijera Nietzsche, solo oyesen las preguntas a las que fuesen capaces de responder aun a riesgo, en el extremo, de dejar la página en blanco. Pero imagino que ningún periodista se conformaría con las verdades por omisión, así que, de no iniciarse el diálogo con un genérico “Hable usted al lector de lo que le apetezca”, con seguridad los hay que preferirían no haber aceptado. Siquiera por evitarse una crisis de hipertensión a no ser que les de igual un roto que un descosido. Yo los adivino, pobrecillos/as, con taquicardia. Y puedo oír su corazón enloquecido cuando leo: “¿Como definiría su obra en una frase?”. Por un decir.

©Gustavo Catalán. All Rights Reserved

J. GUSTAVO CATALÁN Nacido en Guipúzcoa. Licenciado y Doctor en Medicina (1990) por la Universidad de Barcelona. Especialista en Oncología y Endocrinología. Diplomado en Metodología Estadística por la Universidad de París y en Sanidad (Escuela Nacional de Sanidad,1982). Tras ocupar la subdirección del Centro Regional de Oncología de Baleares, jefe de la Sección de Oncología del Hospital General de Mallorca hasta 2002 y, posteriormente, jefe del Servicio de Oncología del Hospital Son Llàtzer (Ibsalut) hasta 2011. En la actualidad, ejerce en el ámbito privado. Autor o coautor de más de 100 artículos y diez libros sobre la especialidad. Miembro electo de tres sociedades científicas nacionales y dos internacionales (European Association for Cancer Research y European Society for Medical Oncology). Ha formado parte del comité editorial en cuatro revistas profesionales y becado por trabajos de investigación en ocho ocasiones. En 1987 obtuvo el Premio Ciudad de Palma en el área de investigación científica. EN CUANTO A LAS LETRAS… En 1993, el primer libro de relatos: De una cierta desmesura (Edit. Prensa Universitaria. Palma de Mallorca) y, en 1997, el segundo: Mi Giovanna por tres horas. Otros cuentos en volúmenes colectivos (1996, Edit. Noesis, Madrid; Edit. Ergon en 2005 y 2007…). Autor de las novelas No habrá quien nos pueda separár más nunca (Edit. Olañeta, Palma de Mallorca, 2000), La fosa común (Edit. Huerga y Fierro, Madrid, 2001) y, en la misma Editorial, Tiempo de Despedidas (2006) y Frente a mí (2014). También colabora en prensa con asiduidad. Autor de la columna semanal “Polvo de Letras” en la revista Illespress hasta su extinción y, desde hace 17 años, los domingos, columnista de opinión en Diario de Mallorca. En 2013 inició el blog Contar es vivir (te) (http://gustavocatalanblog.com).

About the Author

Palabra Abierta (PA) es una revista independiente de cultura hispanoamericana, sin beneficios de lucro, que es sustentada por su director, Manuel Gayol Mecías, y por las donaciones de los lectores que deseen contribuir a su difusión, y además sirve de apoyo sustancial, de publicidad y catálogo para la casa editora Palabra Abierta Ediciones. Surgió el 12 de octubre del 2009, entre el escritor y periodista Gabriel Lerner (su anterior director y webmaster) y el también escritor y periodista Manuel Gayol Mecías, su editor, como un suplemento de la publicación electrónica HispanicLA (HLA). PA tuvo así un año y cinco meses fructíferos en los que las ideas e intereses de ambos escritores se ampliaron y dieron lugar a un nuevo proyecto de dos revistas: por un lado, Letras de Los Ángeles, dirigida por Lerner y la cual seguiría como suplemento de HLA; y por otra parte, Palabra Abierta, bajo la dirección y edición de Manuel Gayol Mecías y el diseño y proyección web de Toni Medina. Actualmente funciona en relación directa con la casa editora Palabra Abierta Ediciones.

Leave a Comment