Excelente oferta de “Linden Lane Magazine”

Written by on 4 Junio, 2017 in Literatura, Promocion - No comments
Literatura. Promoción.
Por Belkis Cuza Malé…

QUERIDOS LECTORES
Estoy ya diseñando el número de Verano de LINDEN LANE MAGAZINE.  Hemos entrado en el Vol 36, lo que significa 36 años de publicación inninterrumpida, recogiendo todo lo mejor de la literatura y el arte del exilio.
¿Tiene usted un libro publicado que desee anunciar?, pues la buena noticia es que si inserta un anuncio en este número recibirá otro completamente GRATIS en el número de OTOÑO. 
Quiero recordarles que Linden Lane Magazine es una publicación única, con subscriptores en las universidades más importantes de Estados Unidos (Harvard, Princeton, Duke, Stanford, etc, etc). Si usted publica un libro y no le da publicidad habrá perdido su dinero. Un libro necesita llegar al lector, que hoy, por desgracia, no abunda.  Pero como LLM está en las bibliotecas de estas importantes universidades, serán miles los que tendrán acceso a su anuncio y conocerán de su obra. 
Si he logrado convencerlo de la importancia de anunciarse con nosotros, le ruego que se dé prisa y se comunique inmediatamente conmigo en esta dirección de email. Las tarifas para publicar son altas, pero no en LLM, y los precios están ajustados a los presupuestos individuales, además de que pagará por uno y tendrá otro GRATIS. 
Espero por los interesados, no quedan muchos espacios libres.
Gracias y bendiciones,
Belkis
©Belkis Cuza Malé. All Rights Reserved

 

About the Author

Belkis Cuza Malé estudió Letras en la Universidad de Oriente, en Santiago de Cuba hasta diciembre de 1964, cuando se casó con su primer marido y se mudó a la capital cubana, donde terminó la Universidad de La Habana. En 1965 nació su hija María Josefina "y pronto vino el divorcio".1 Fue en su primera alma máter que debutó como poeta, con el libro El viento en la pared, publicado gracias a su profesor, el mexicano Eraclio Cepeda, por el Departamento de Extensión Cultural de la Universidad de Oriente, en 1962. Ese mismo año concursó en el principal certamen de Cuba con Tiempos de sol, que logró una mención del Premio Casa de las Américas. Entonces conoció al que cinco años más tarde se convertiría en su pareja, el poeta [[Heberto Padilla], quien también obtuvo mención en ese concurso, con El justo tiempo humano. Al año siguiente repitió su éxito obteniendo otra mención de citado galardón con Cartas a Ana Frank.

Leave a Comment