Cuando perder es ganar

Written by on 25 junio, 2018 in Cronica, Literatura, Sociedad - No comments
Literatura. Sociedad. Crónica.
Por Gustavo Catalán.

Me propuse hace un tiempo aficionar a mis nietos al ajedrez y hemos ido progresando aunque el mayor, diez años recién cumplidos, es quien se lo ha tomado con más interés, al punto de que no pasan más de dos días sin que acepte de nuevo mi reto: “¡Qué! ¿Quieres volver a mascar la tragedia?”. Y esa es la frase tras la que iniciamos una nueva partida.

He dejado que en este tiempo me gane alguna que otra para reforzar sus incentivos, aunque se diría innecesario porque parece disfrutar con independencia del resultado, lo que da razón a Montaigne cuando afirmó que enseñar a un niño no es llenar un vacío sino encender un fuego, cuyas llamas han ido aumentando al extremo de que la pasada semana, y sin darle facilidades, me dio el jaque mate.

hand drawing cartoon happy boy smile with joy, happiness concept character vector illustration

A cartoon illustration of a pawn chess piece looking sad.

Sentí en ese momento que una paradoja culminaba: las victorias frente a él no me producían el placer que se experimenta con el éxito y, en cambio, con la imprevista derrota me embargó una satisfacción inenarrable. En cuanto a mi nieto, su alegría y la orgullosa mirada que me dirigió eran contagiosas. Bajé la vista y fingiéndome tocado, le dije: “Ganar está bien, pero perder enseña más; aprender de los errores para mejorar la próxima vez”. Después, lo abracé. “¡Habráse visto, Kaspárov —musité a su oído—… A partir de ahora tendré que andarme con cuatro ojos…!”. Lo cierto es que estoy deseando volver a perder sin proponérmelo. Y espero que ocurra a no tardar.

[

 

 

 

 

 

 

©Gustavo Catalán. All Rights Reserved

About the Author

J. GUSTAVO CATALÁN Nacido en Guipúzcoa. Licenciado y Doctor en Medicina (1990) por la Universidad de Barcelona. Especialista en Oncología y Endocrinología. Diplomado en Metodología Estadística por la Universidad de París y en Sanidad (Escuela Nacional de Sanidad,1982). Tras ocupar la subdirección del Centro Regional de Oncología de Baleares, jefe de la Sección de Oncología del Hospital General de Mallorca hasta 2002 y, posteriormente, jefe del Servicio de Oncología del Hospital Son Llàtzer (Ibsalut) hasta 2011. En la actualidad, ejerzo en el ámbito privado. Autor o coautor de más de 100 artículos y diez libros sobre la especialidad. Miembro electo de tres sociedades científicas nacionales y dos internacionales (European Association for Cancer Research y European Society for Medical oncology). He formado parte del comité editorial en cuatro revistas profesionales y becado por trabajos de investigación en ocho ocasiones. En 1987 obtuve el Premio Ciudad de Palma en el área de investigación científica. EN CUANTO A LAS LETRAS… En 1993, el primer libro de relatos: "De una cierta desmesura" (Edit. Prensa Universitaria. Palma de Mallorca) y, en 1997, el segundo: "Mi Giovanna por tres horas". Otros cuentos en volúmenes colectivos (1996, Edit. Noesis, Madrid; Edit. Ergon en 2005 y 2007…). Autor de las novelas “No habrá quien nos pueda separá más nunca” (Edit. Olañeta, Palma de Mallorca, 2000), “La fosa común” (Edit. Huerga y Fierro, Madrid, 2001) y, en la misma Editorial, “Tiempo de Despedidas” (2006) y “Frente a mí” (2014). También colabora en prensa con asiduidad. Autor de la columna semanal “Polvo de Letras” en la revista “Illespress” hasta su extinción y, desde hace 17 años, los domingos, columnista de opinión en “Diario de Mallorca”. Colaborador asimismo de la revista digital "Palabra Abierta", de Eastvale, California. En 2013 inició el blog “contar es vivir (te)” (http://gustavocatalanblog.com).

Leave a Comment