Cronopios para soñar despierto

Written by on 19 enero, 2017 in Comentario critico, Literatura - No comments
Literatura. Comentario crítico.
Por Gustavo Catalán…
Al poco de cambiar de domicilio, advertí con sorpresa que la tienda situada en la placita, bajo la ventana del cuarto donde escribo, vende algo más que ropa femenina y es que el nombre que figura junto al escaparate da para que la imaginación se eche a volar. Cronopios, se llama; como los personajes del libro de Cortázar: Historias de cronopios y de famas.Los cronopios que el escritor descubrió en un teatro de París y tras cerrar los ojos, son unos seres verdosos, imaginativos, sensibles y entrañables.
Los que cualquiera quisiera tener por compañeros al tener el perfil de esos amigos siempre dispuestos a endulzarte el rato. Como sugiere la tienda, quizá anden por las cercanías, duerman ahí y, si es así, no descarto verlos un día de estos trepando por la pared del edificio hasta llegar a mi lado y con suerte, por qué no, acabe contagiado de su talante.
Lo cierto es que entre Julio Cortázar y el vecino comercio no han podido ponérmelo mejor. Introducir los sueños en nuestras vigilias es vivirlas como siempre hemos deseado. Y ni les cuento cuando se intuye la presencia de cronopios en las inmediaciones.
Además, si la imaginación es memoria como algunos aseguran, ¿significaría eso que los he conocido antes, aunque lo haya olvidado? Cuando mañana baje a la placita, me andaré con cuatro ojos y, si diera con ellos, se lo preguntaré. Encima y al tratarse de una tienda, siempre me quedará el recurso de comprar alguno para llevarlo conmigo. En cuanto a ustedes, piensen en cronopios e igual se les aparecen cuando menos lo esperen.

19 de enero de 2017

©Gustavo Catalán. All Right Reserved

About the Author

J. GUSTAVO CATALÁN Nacido en Guipúzcoa. Licenciado y Doctor en Medicina (1990) por la Universidad de Barcelona. Especialista en Oncología y Endocrinología. Diplomado en Metodología Estadística por la Universidad de París y en Sanidad (Escuela Nacional de Sanidad,1982). Tras ocupar la subdirección del Centro Regional de Oncología de Baleares, jefe de la Sección de Oncología del Hospital General de Mallorca hasta 2002 y, posteriormente, jefe del Servicio de Oncología del Hospital Son Llàtzer (Ibsalut) hasta 2011. En la actualidad, ejerzo en el ámbito privado. Autor o coautor de más de 100 artículos y diez libros sobre la especialidad. Miembro electo de tres sociedades científicas nacionales y dos internacionales (European Association for Cancer Research y European Society for Medical oncology). He formado parte del comité editorial en cuatro revistas profesionales y becado por trabajos de investigación en ocho ocasiones. En 1987 obtuve el Premio Ciudad de Palma en el área de investigación científica. EN CUANTO A LAS LETRAS… En 1993, el primer libro de relatos: "De una cierta desmesura" (Edit. Prensa Universitaria. Palma de Mallorca) y, en 1997, el segundo: "Mi Giovanna por tres horas". Otros cuentos en volúmenes colectivos (1996, Edit. Noesis, Madrid; Edit. Ergon en 2005 y 2007…). Autor de las novelas “No habrá quien nos pueda separá más nunca” (Edit. Olañeta, Palma de Mallorca, 2000), “La fosa común” (Edit. Huerga y Fierro, Madrid, 2001) y, en la misma Editorial, “Tiempo de Despedidas” (2006) y “Frente a mí” (2014). También colabora en prensa con asiduidad. Autor de la columna semanal “Polvo de Letras” en la revista “Illespress” hasta su extinción y, desde hace 17 años, los domingos, columnista de opinión en “Diario de Mallorca”. En 2013 inició el blog “contar es vivir (te)” (http://gustavocatalanblog.com).

Leave a Comment